Brillando como padres


Los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos: seguridad, capacidad de
liderazgo, de reflexi6n, coraje, optimismo, la superación del temor y la prevención de conflictos.
Podés no tener dinero, pero si sos rico en sentido común, serás del grupo de padres brillantes. Si transmitís tus sueños y entusiasmo a tus hijos, serán una exaltación de la vida. Si sos especialista en quejarte, si muestrás temor a la vida y al futuro, si tenés preocupaciones excesivas con respecto a las enfermedades, estarás nulificando la inteligencia y las emociones de tus hijos.
¿Sabés cuánto tarda en remitir espontáneamente un conflicto psíquico que no esta relacionado con la genética y al cual no se le da tratamiento? A veces, hasta tres generaciones. Por ejemplo, si un padre esta obsesionado con las enfermedades, uno de los hijos podría registrar continuamente esta obsesión y reproducirla; el nieto podría tener la misma obsesión en un grado menor, y sólo el bisnieto podría quedar libre de ella. Quienes estudian los roles de la memoria saben que tan serio es el proceso de transmisión de aflicciones psíquicas.
Demuestrá fuerza y seguridad a sus hijos. Deciles con frecuencia: “La verdadera libertad esta en tu interior”, “¡no seás frágil ante tus preocupaciones!”, “controlá tu temperamento y tus ansiedades” y “¡elegí ser libre!” Hay que combatir cada pensamiento negativo para que no quede registrado.
El verdadero optimismo se construye afrontando los problemas, no negándolos; por eso las conferencias motivacionales rara vez funcionan, en mi opinion personal, pues no proporcionan las herramientas para generar un optimismo sólido que alimente al “yo” como líder en el teatro de la inteligencia.
De acuerdo con investigaciones realizadas en universidades de Estados Unidos, una persona optimista tiene un 30% menos de probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiaca. Los optimistas tienen incluso menos probabilidades de padecer enfermedades emocionales o psicosomáticas.
El pesimismo es un cáncer del alma. Muchos padres son vendedores de pesimismo.
Además de la basura social que los medios depositan en el escenario de las mentes jóvenes, muchos padres les transmiten un futuro sombrío: todo es difícil y peligroso. Están preparando a sus hijos para tener miedo a la vida, para encerrarse a si mismos en un capullo y vivir sin poesía.
¡Alimente a sus hijos con un sólido optimismo!
No deberíamos formar superhumanos, como proponía Nietzsche. Los padres brillantes no forman héroes, sino seres humanos que conocen sus limitaciones y sus fortalezas.

Te espero en la cima

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar