Mis 3 cerebros


imagesEn nuestras capacitaciones y propuestas hablamos del cerebro triuno, no es que tengamos exactamente tres cerebros, es uno solo, pero con distintas funciones.  Cada una de ellas hace una tarea, son complementarias para llevar una vida efectiva.

No podemos cambiar con solo el deseo de cambiar, no podemos curarnos de una lesión en la pierna, por ejemplo, con solo desearlo. De la misma manera si queremos cambiar nuestros resultados, tenemos que identificar nuestros aciertos y errores, aprender, incorporar nuevos conocimientos, hábitos y habilidades, es decir, actuar, y sin olvidar aprender cómo funciona nuestro cerebro y nuestro cuerpo.

Parece muy sencillo de decir, pero muchas veces nos sentimos cansados, con falta de motivación o de energía vital para seguir. Es como si tuviésemos un saboteador interno que en forma de vocecita nos estuviera diciendo: “Eso no, que cansa” “¿Para qué tanto esfuerzo”, “No me gusta, prefiero no arriesgarme”, “Seguro que fallo”, etc.

¿Qué te parecería si fueras capaz de utilizar tu cerebro a tu favor?

El cerebro triuno es una teoría desarrollada en los años sesenta por el médico y neurocientífico Paul MacLean, dice que: Nuestro cerebro se compone de tres cerebros que operan como tres ordenadores biológicamente interconectados, pero cada uno con sus propios programas de inteligencia, de interpretación, de memoria y hasta de percepción temporal y espacial. Vamos a revisar cada uno:

  1. Cerebro reptiliano. Es el más antiguo y se ocupa de las funciones básicas para la supervivencia, como la reproducción, la defensa y la protección (cerebro de la huída o del ataque). No piensa ni siente, sólo actúa en piloto automático.
  2. Cerebro límbico. Sólo se encuentra en los mamíferos. Se le puede considerar cómo el cerebro emocional ya que no sólo gestiona las emociones sino también toda la información percibida por los sentidos y las sensaciones.
  3. El Neocórtex. Es el que diferencia al homo sapiens del resto de los primates. Se encarga de las funciones más refinadas, complejas y avanzadas. Es funcional, abstracto, lógico y analítico y es el único que “habla”. Es nuestro cerebro “racional”.

Para mí, son 3 los puntos básicos para ponerte en marcha: 1) ENFOCATE, 2) ACTUÁ DISFRUTANDO, 3) CELEBRÁY COMPARTÍ, estos tres puntos en ese orden podés relacionarlo con los tres cerebros:

ENFOCATE. Si no sabés lo que querés, será muy difícil que lo logrés. Y aunque podás llegar a conseguir tus objetivos por casualidad, tal vez no seas ni capaz de reconocerlo, porque tus logros se presenten de forma diferente. Identificá exactamente cuáles son tus metas: Visión y Misión y elabora un Plan.

ACTUÁ DISFRUTANDO. Una vida plena con gozo y disfrute te facilita avanzar hacia el éxito y lograr tus objetivos. Y en el caso de que, finalmente por lo que fuera, no consiguieras esos objetivos, al menos habrías disfrutado el proceso.

CELEBRÁ Y COMPARTÍ. La motivación y recompensa de tu cerebro límbico alivia el cansancio de tu cerebro reptiliano. Por ello es muy importante crear y fomentar emociones positivas que puedan hacer frente al cansancio, a la frustración, a los retos que encontrarás en tu camino.

  • Cultivá relaciones amistosas y afectivas.
  • Aprendé diferentes disciplinas y tené hobbies.
  • Celebrá la realización y la finalización de tus actividades.
  • Compartí con los demás tus avances, tus aprendizajes y ayudales también a ellos.

Nuestros tres cerebros están interconectados y lo habitual es que se encuentren en equilibrio funcionando a la vez para elaborar una respuesta conjunta. Hay momentos en que reconoceremos cuál de ellos está respondiendo más rápido o con mayores probabilidades de imponer su reacción. Cuanto más conscientes de ello seamos, mayor conocimiento de nosotros mismos tendremos.

Te espero en la cima

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar