Nelson Hernández Cedeño: El Juicio No Verbal


Aunque la ciencia y el análisis del lenguaje corporal, las micro expresiones faciales y la detección de mentiras aún no se consideren herramientas de apoyo dentro de juicios, perfectamente pueden ser usadas para realizar profundas investigaciones policiales para llegar a la verdad.  Más aún porque es ciencia pura y, estudios científicos como los del psicólogo Paul Ekman, John Amsden Starkweather, Silvan Tomkins, Charles Darwin y universidades alrededor del mundo de gran prestigio así lo determinan.

Hace mucho años dejaron de ser mitos o suposiciones populares y ahora son especialidades dentro de las ramas de la comunicación y psicología que están tomando muchísimo auge.

Tan solo veamos algunos casos reales como el de Susan Smith en Estados Unidos, Ana Julia Quezada en España, ambas culpables de crímenes atroces en contra de niños o el de los terroristas responsables de las bombas en la maratón de Boston, todos ellos fueron capturados cuando se analizó a detalle su lenguaje corporal y como estos, te puedo mencionar otros casos.

¡Vámonos a juicio!

Si analizamos la relación abogado/cliente, el comportamiento de ambos está sometido a un intenso escrutinio durante un proceso judicial; pero mientras usted como abogado tiene experiencia sustentando ante el jurado, su cliente debe conocer a cabalidad las normas dentro de la sala.

Comparto algunos puntos de lenguaje no verbal que, su cliente y usted Sr. Abogado, deben considerar al momento de entra en un litigio legal.

Gesticulaciones excesivas

Kato Kaelin es uno de los mejores ejemplos que puedo poner, fue testigo en el caso de O.J. Simpson, su comportamiento en la corte lo llevó a ser considerarlo incluso como sospechoso, en YouTube están los videos para su análisis.

Es normal que, debido a la tensión, su cliente gesticule excesivamente no solo cuando está declarando, sino también cuando escuche a quienes declaran en su contra. Esta actitud nunca es bien vista por el juez o jurado.

Es crítico que su cliente entienda que sin importar lo que pase, mantenga la calma y controle sus gestos; es conveniente que practique previo al juicio las posibles interacciones que pueden ocurrir, e indicarle la importancia de mantener la compostura y evitar movimientos o reacciones bruscas.

Le recomiendo una serie televisiva llamada Bull, donde un equipo de más de 6 personas hace este trabajo con el cliente antes de entrar a una corte.

Encorvarse o encogerse de hombros

Recuerde en todo momento mantenerse derecho y con un semblante sereno; nunca se encorve ni se encoja de hombros, ni siquiera cuando sienta tensión.

También es conveniente mantener el mentón horizontal; ni muy elevado, lo cual proyecta altanería y desafío, ni muy bajo lo cual es sinónimo de retraimiento y sumisión.

¡Guarde silencio! El silencio es una virtud

Justificarse innecesariamente y hablar de más alerta a un experto ante una posible mentira y si a esto le sumamos los nervios, su cliente puede entrar en un abismo muy profundo del cual no hay salida. Por eso su cliente no debe justificar sus respuestas o sus acciones si no se lo han pedido. Si puede responder con ‘sí’ o ‘no’, que lo haga y guarde silencio.

Debe saber escuchar las pregunta con atención y asegurarse de ser tan conciso como sea posible. Es importante que su cliente recuerde y decir claro que no ha entendido o no ha escuchado bien y solicite repetir la pregunta, es mil veces peor e incriminatorio responder algo que no es, lo que podría perjudicarle muchísimo.

Respete la proxémica en su oratoria y en sus movimientos

Es fundamental tratar absolutamente todo el mundo de usted, y mirar siempre a los ojos de quien esté hablando; sobre todo, nunca interrumpir ni hacer comentarios mientras alguien más esté hablando.

Mantenga una distancia prudente con las personas, acercarse demasiado puede considerarse un acto desafiante…

Para concluir, recuerde esto amigo lector: Un juicio a veces se gana o se pierde antes de abrir la boca, por acciones realizadas por el cliente o el abogado mismo.

El mundo es un gran escenario, nosotros los protagonistas y siempre seremos observados por él, lo que nos lleva a estar muy consiente de nuestros actos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s