Nelson Hernández Cedeño: Palabras detectadas por un empleador


Según varios especialistas en neurociencias a nivel internacional, ciertas palabras activan el sistema de recompensa del cerebro cuando son leídas por los empleadores en su hoja de vida o escuchadas durante una entrevista de trabajo.

Este fenómeno es producto de un condicionamiento progresivo por parte de los empleadores, relacionando intuitivamente a quienes hacen referencia de sí mismos con estos vocablos. Esto aumenta significativamente en un 14% la probabilidad de ser contratados para un puesto versus quienes no las usaron. ¡Una estadística que, usted no puede ignorar!

Ahora quiero compartir las palabras, en orden de importancia, que usted debe incluir en su hoja de vida o en su entrevista de trabajo para crear el mayor impacto posible:

“Aprendí”. Evite decir “Estudié” simplemente porque ya es muy común. Cuando hable de su formación, haga énfasis en lo que aprendió, y cómo puede aportarlo a la organización en la que quiere trabajar.  Para un empleador, un título universitario sólo tiene valor si quien lo ostenta puede aplicarlo en la vida real; y para Bruce Hurtwiz, coach profesional, la palabra es aprendizaje.

“Competencias”. Esta es una palabra clave muy poco utilizada por la mayoría de los candidatos, afirma Alan Guinn, especialista en selección de personal. Es el paso siguiente al aprendizaje; las competencias son la inserción natural de sus estudios en la “vida real”.  Recuerde mencionar sus “competencias profesionales”, justo antes de decir…

“Resultados”. Todo empleador quiere resultados; no es suficiente trabajar por trabajar, sino que la inversión de horas hombre sea provechosa. Ése es el significado de la palabra “resultados”, que, para Ronald Kaufman, coach profesional, es tan importante no sólo en su hoja de vida sino en la entrevista de trabajo.

“Impacto”. Una palabra que debe presentar con orgullo y emoción ya que causará mucho interés durante el proceso de reclutamiento. Sus decisiones y actividades en su anterior trabajo, así como los aportes tangibles que está seguro de que impactarán positivamente a la organización son la punta de lanza para una excelente presentación.

“Soluciones”. Siempre se espera que además de cumplir con su trabajo, aporte soluciones. No basta con decir “Siempre he sido responsable”; mencione “Mi prioridad es aportar soluciones a los problemas de mi organización “.  Incluya el “Mi” para reforzar el sentido de pertenencia y entrega.

“Persistencia”. A nadie le gustaría contratar a un prospecto con cualidades excepcionales pero que se rinda fácilmente. Timothy Wiedman, decano de Recursos Humanos en Doane College, descubrió que un empleado que se califique como persistente dará todo lo mejor de sí en cada cosa que hace. Cuidado con confundir persistencia con terquedad. La segunda es una cualidad negativa nada deseable.

“Compromiso”. Mas allá de las soluciones y la persistencia (que son dos palabras muy poderosas), el compromiso se relaciona con estabilidad laboral para la empresa, según la terapista Nancy Irwin.  Recuerde destacar que se siente “comprometido con los valores y metas de la organización”, por supuesto, para ello debe conocerlas o preguntarlas durante la sesión.

Lo que está por delante de nosotros y por detrás de nosotros son tan solo pequeñeces comparado con lo que hay dentro de nosotros.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s