¿Por qué cambiar?


Hay persona que son como las estatuas, así son, no cambian su expresión, sus pensamientos, sus rutinas.   Cuando tienen una situación de cambio en puerta parece que les solicitan tirarse  de las cataratas del Niagara.  Lo peor es que se aguantan lo que sea, con tal de no cambiar la vida que llevan:  un mal trabajo, una mala relación, amistades tóxicas, mudarse, terminar un proyecto, comenzar lo que quieren hacer, ir, venir, conocer a tal persona o llegar a tal lugar.

No tengo tiempo, no puedo, no me atrevo, qué voy a hacer,… Esas respuestas son las que escucho cuando pregunto ¿Si sabes lo que tenés que hacer, que esperás para hacerlo?

Seguimos poniendo fuera de nosotros el control de nuestro destino sin darnos cuenta que las circunstancias que estamos viviendo, con esas personas, en esos aparentes problemas y con las carencias de ese momento, son la plataforma ideal para descubrir y comenzar a ofrecer lo mejor de nosotros.  Algunos más avanzados en la experiencia de la resistencia adoptan el papel de víctimas: el mundo las tiene con ellas.

Podemos equivocarnos en la manera que en interpretamos la vida. Pero la vida, en sí misma, es imposible que esté cometiendo errores. Prueba de ello es que a pesar de nuestros miedos y densidades, el mundo sigue andando sin parar. Por lo tanto, deberíamos simplemente comenzar a hacer lo que sabemos que tenemos que hacer para darnos cuenta que ése era el mejor momento para dar el paso.  Recordá la consecuencia de tu buenas o malas decisiones, de tus aciertos y desaciertos son tuyas y de nada más.

Perdonar cuando estoy enojado, soñar grandezas cuando me siento disminuido, comenzar a imaginar compañía cuando la soledad me está agobiando.

Si, es justamente ése el momento de comenzar el cambio. Para eso hemos llegado a estar ese lugar tan incomodo. Para asegurarnos que vamos a dar el paso hacia nuestra grandeza.

Te espero en la cima

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Anuncios